lunes, 31 de marzo de 2014

POR MIS MUERTOS en TRES EN LA CARRETERA




Aquí os dejo el link para que podáis escuchar la entrevista que Isabel Ruiz Lara me hace en su fantástico programa “Tres en la carretera".
Tengo que confesar que, desde hace años, cada vez que publico un libro espero con ganas e impaciencia el encuentro con este espacio en el que siempre descubro rincones y aristas que no había visto.

POR MIS MUERTOS EN 20 MINUTOS.ES





Flavia Company: "Convertir la realidad en ficción y viceversa es la piedra filosofal para un escritor". La autora Flavia Company (Buenos Aires, 1963) pone de manifiesto que "la ilusión total de un escritor es convertir la realidad en ficción y la ficción en realidad, es como la piedra filosofal y la aspiración de transformar la piedra en oro". 


EUROPA PRESS. 30.03.2014 La autora Flavia Company (Buenos Aires, 1963) pone de manifiesto que "la ilusión total de un escritor es convertir la realidad en ficción y la ficción en realidad, es como la piedra filosofal y la aspiración de transformar la piedra en oro". Ampliar foto Así lo ha asegurado la escritora, en declaraciones a Europa Press con motivo de la presentación en Valencia de su nueva obra, 'Por mis muertos' (Páginas de Espuma), un libro de cuentos en los que recupera la tradición oral pero usándola para describir historias más cotidianas y actuales. "En la antigüedad la tradición oral hablaba de las hazañas de héroes, pero ahora es una épica doméstica, de personajes pequeños, que lidian todos los días con la burocracia, la soledad y las dificultades familiares", ha explicado. "Son relatos —añade— de personas con las que podemos sentirnos identificados para llegar a esa función catártica de la literatura en la que la justicia poética restablece de una forma natural el orden de nuestros pequeños universos". "aquí y ahora" El volumen se mueve además en la "muy delgada" frontera —subraya— entre la ficción y la realidad y parte de la idea de que "la realidad es sólo cuando se es aquí y ahora; todo lo demás es narración: el pasado pero también el futuro", sostiene. En este afán por mezclar planos, la escritora ha incluido entre las páginas de esta recopilación varios códigos QR, que remiten a otra realidad, en este caso virtual, a través de internet a modo de "juego de espejos". Company abre su libro con una cita de 'Tlön, Uqbar, Orbis Tertius' de Jorge Luis Borges, que destaca al escritor como el gran referente de cualquier autor de cuentos y muestra también el interés de la narradora por el tema de "la otredad, de la multiplicación de los seres y del horror que siente ante la muerte y la desaparición". Finalmente, y sobre la elección del cuento, apunta que "el género corto se adapta en su extensión a la capacidad de los oyentes, en este caso lectores, para retener la historia".


domingo, 30 de marzo de 2014

UNA BUENA VIDA



No podemos esperar una buena muerte si nuestra vida ha estado llena de violencia, si nuestra mente ha estado agitada principalmente por emociones como la ira, el apego o el miedo. Por lo tanto, si deseamos morir bien, hemos de aprender a vivir bien; manteniendo la esperanza de una muerte apacible, debemos cultivar la paz en nuestra mente y en nuestra manera de vivir.
EL DALAI LAMA

POR MIS MUERTOS en EL HOMBRE DE PERFIL

POR MIS MUERTOS EN el diario SIGLO XXI, por HERME CEREZO, y en EL PÉNDULO, por JIMMY ENTRAIGÜES

sábado, 29 de marzo de 2014

POR MIS MUERTOS QUE LOS TRASTORNOS SON MÁS LITERARIOS DE LO QUE PARECÍAN

7 grados en Pabellón 6

Entrevista en el programa La Galería, hablando con la gente de la compañía 7grados, que ha adaptado al teatro una buena parte de Trastornos Literarios.
Mi encuentro con la compañía de Bilbao habría merecido estar entre los relatos de la primera parte de POR MIS MUERTOS, titulada LO JURO, porque sin duda la vida se encarga de preparar, tejer y cruzar las más maravillosas urdimbres que podamos imaginar. Aquí va la increíble y preciosa historia  que nos ha acontecido y a partir de la cual se preparan nuevas alegrías.





MICRORRELATOS EN L'ESCOLA D'ESCRIPTURA



El curso de microrrelatos 1 en la Escuela de Escritura del Ateneo de Barcelona ha ido muy bien. Nos lo hemos pasado estupendamente y hemos disfrutado de unos textos redondos. Para muestra, un botón. Los micros de algunos alumnos que han tenido la generosidad de ceder alguno de sus textos para compartirlos desde este blog:
Espero que los disfrutéis.

Mi otra memoria

Llevo dos horas conduciendo y he visto el cartel de salida. Paso de largo pero empiezo a retroceder mentalmente hacia capítulos de mi infancia. Conocí a Sara en las vacaciones de verano. Teníamos no más de ocho años y mi hermana cinco. Intercambiamos direcciones y nos carteamos hasta el verano siguiente. Y así durante dos o tres años, hasta que dejamos de ir al mismo lugar y olvidamos escribirnos. Acabo de pasar a pocos quilómetros de la playa donde solíamos jugar y  me alegro. Pienso en Sara, me pongo en su lugar y siento una punzada de nostalgia. No creo que nos haya echado de menos todo este tiempo ni que lamente que nuestra relación se terminara de forma inevitable como la niñez. Sin embargo, ella no tiene a mi hermana para recuperar momentos que creía olvidados. Me miro en el retrovisor y veo las arrugas. Conduzco sabiendo que cuando llegue a casa podré reconstruir entre risas una y otra vez las historias que nos enseñaron a crecer.

Carolina Tomás Alfonso

EL HELADERO
     
Durante la infancia nuestras vacaciones transcurrían en el pueblo con los abuelos, que habitaban un piso alto de la plaza Mayor. En una esquina de ésta y a la sombra de un plátano centenario, los meses de verano se instalaba todas las tardes un vendedor de helados. Éste llevaba cubierta la parte superior de la cabeza con un gorrito blanco y guardaba su preciada mercancía en un carro impulsado por media bicicleta y protegido con un toldo multicolor. A través de las cristaleras del salón podíamos ver las largas colas de niños y niñas, solos en su mayoría, que allí se formaban. A menudo el viejo obsequiaba con golosinas a sus pequeños clientes, al tiempo que les hacía carantoñas. Pese a nuestra insistencia, la abuela nunca nos permitió bajar a comprar los reputados polos con sabor a menta, fresa, naranja o limón que emergían de la panza del carro como por arte de magia. Nunca tampoco nos explicó el motivo. A mi hermana y a mí aquel hombre nos parecía una persona simpática. No comprendíamos la razón por la cual, cada vez que pasábamos ante el carrito, la abuela asía con fuerza nuestras manos mientras lo miraba fijamente con un rictus de reprobación, hasta que él terminaba agachando siempre la cabeza.
                                 Joaquím Valls Arnau




CRIM SENSE CÀSTIG
La deliberació era tensa. Alguns metges parlaven de llibertat i dels grans avanços mèdics, d'altres manifestaven la por que se'ls anés de les mans el poder que tenien. L'acusat, el Doctor Faust G., mostrava els seus informes. Espectacular! el que havia aconseguit amb alguns dels seus pacients. Encaparrat, mirava desafiant a l'auditori perquè detectava el neguit creixent entre els companys, i seguia argumentant la seva defensa:
            "La pacient Emma B. està tractada amb liti i estabilitzadors de l'estat d'ànim, també fa teràpia de grup. No hi ha el més mínim risc de suïcidi! El seu marit, des que pren sildenafilo té una activitat sexual que ajuda, en gran manera, a l'evident millora de l'estat d'ànim de l'Emma. Alonso Q., amb un trastorn bipolar de cavall, té una vida equilibrada d'ençà que el tracto; ha abandonat els viatges estrafolaris i passa llargues temporades, asserenat, en una de les meves cases de salut mental. L'Anna K. també s'ha beneficiat dels antidepressius i la teràpia de grup: està embarassada del seu tercer fill i és plenament feliç amb el seu marit. Mirin! mirin! aquí tenen la ressonància postoperatòria de la columna vertebral de l'Edith von K. Ni rastre del tumor medul·lar! La noia fa una vida del tot normal! I és una brillant tennista! Quan li vaig comunicar a l'Stefan Z. el gran èxit; va tenir una commoció tan gran que em va fer aconsellar-li una visita. El gran escriptor va ser qui  va posar en contacte l'Edith amb mi..."
            El Doctor Faust G. seguia detallant els casos en què havia canviat la trajectòria vital de molts dels seus pacients. El vam fer callar: ja era prou evident la seva obra. La votació va ser ajustada, però vam guanyar els qui no volíem que els avanços mèdics interferissin en la cultura, en la natura, en l'ànima humana, imperfecta però no manipulada fins aquell punt. La reunió, aquell viatge fatídic al infactible, es va acabar, al final de la nit, amb la condemna i execució d'aquell maleït doctor, i gràcies a l'últim avanç mèdic, amb l'anul·lació total de la seva actuació terapèutica. No en quedava ni rastre.
Gloria Puig

"Decisió d'un cap de setmana qualsevol.

 Són les 12 de la nit, sento soroll a la biblioteca, penso “són els veïns del costat” que com molts divendres fan una festa. M'hi acosto tranquil.lament i quan sóc a la porta descobreixo que els llibres de llengua s'estan discutint amb els de microbiologia del prestatge del davant. Els uns retreuen als altres que sense ells no hi hauria textos escrits. Els altres diuen que la ciència i el món en general, fan molt mal ús del llenguatge escrit.
 La baralla va pujant de to i quan ja no sé com aturar-ho, comença una batussa entre les mateixes normes lingüístiques. Els pronoms febles es queixen que ja no seveixen per res car no s'utilitzen, el subjuntiu comenta que ell pràcticament ha desaparegut, la resta de verbs gemeguen que estan sent mal conjugats, allò es converteix en un guirigall i per acabar-ho d'adobar el CD acusa la preposicióde fer-li el salt amb el CI .
 Tots en culpen els escriptors i jo tanco la porta , els deixo seguir cridant i em dic que a partir d'ara no escriure res més."
Lela Vila

LA VISITADORA


Cuando fui a buscarla, me dijo si yo tendría a bien volver en unos días. Así le daría tiempo de planchar las sábanas y de solucionar las cosas con su hija, la pequeña, y de regar las plantas, de pedirle perdón a su hermana, de dejar por escrito quién debía cuidar del perro, y de hacer esa llamada que siempre había aplazado, también de depilarse las piernas, porque le daba vergüenza de que la vieran así. No tuve más remedio que dejarla con la palabra en la boca. 
Maren

martes, 25 de marzo de 2014

UNA ENSEÑANZA PARA HOY

Gautama se sintió como si una cárcel que le había retenido durante miles de vidas se hubiese abierto de golpe. La ignorancia había sido el carcelero. A causa de la ignorancia, su mente había estado obscurecida, como la luna y las estrellas ocultas por las nubes de tormenta. Nublada por interminables oleadas de pensamientos ilusorios, la mente había dividido falsamente la realidad en sujeto y objeto, yo y otros, existencia y no existencia, nacimiento y muerte, y de esas distinciones surgían opiniones erróneas: las prisiones de los sentimientos, ansias, aferramiento y el devenir. El sufrimiento del nacimiento, la vejez, la enfermedad y la muerte sólo contribuía a engrosar los muros de la cárcel. Lo único que se podía hacer era apoderarse del carcelero y contemplar su verdadero rostro. El carcelero era la ignorancia… Una vez eliminado el carcelero, la cárcel desaparecería y ya nunca volvería a construirse de nuevo.
THICH NHAT HANH
La Iluminación de Buda

domingo, 23 de marzo de 2014

POR MIS MUERTOS EN "BOOKS & MOVIES"

‘Por mis muertos’ de Flavia Company

http://elena11.blogs.elle.es/2014/03/21/por-mis-muertos-de-flavia-company/

‘Por mis muertos’ de Flavia Company
“Soy yo”
Puede que eso sea lo que pienses tras haber leído los cuentos incluidos en ‘Por mis muertos’ de la autora Flavia Company. Yo soy esa niña que se emociona al recibir como regalo de cumpleaños una caja de rotuladores exquisita, yo soy esa mujer que escogería a Clarice Lispector para que le firmase un autógrafo, yo soy la paranoica que se obsesiona con un destornillador abandonado. Soy yo la que pilla un cabreo monumental cuando tiene que hacer cola en correos para darse cuenta finalmente de que se ha equivocado de ventanilla, soy yo esa chica a la que toman el pelo unos aprovechados; todas ellas soy yo.
La prosa de Company es directa, es verdadera. Cuenta las cosas como son con una mezcla de sencillez y exactitud que asusta. Asusta porque acierta y vemos como nuestros pensamientos se exponen ante el mundo. Pero también iluminan el camino y nos dice “¡Eh! No eres la única. Tranquila”.
En resumen, uno de esos libros en los que descubrimos con sorpresa una parte de nosotros que siempre ha estado allí, que siempre hemos percibido, pero que jamás hemos visto en otros. Con alta precisión y una dulzura oculta, la autora consigue una serie de narraciones sencillamente sorprendentes.
Flavia-Company-indaga-perdon-salve_TINIMA20120906_0346_5

viernes, 21 de marzo de 2014

POR MIS MUERTOS EN "CONOCER AL AUTOR" Y EN "UN IDIOMA SIN FRONTERAS"



En Conocer al Autor me han hecho esta entrevista: http://www.conoceralautor.com/libros/ver/NDgwNQ==

En Un idioma sin fronteras: http://www.rtve.es/alacarta/audios/un-idioma-sin-fronteras/idioma-sin-fronteras-escritora-argentina-flavia-company-sorprende-muertos/2445827/

La foto que adjunto me la hizo en Bilbao el fotógrafo Miguel San Cristóbal. Le agradezco desde aquí que me la haya cedido.

Pronto os cuento el encuentro extraordinario con seis "locos" del teatro que me sorprendieron durante mi visita a Bilbao. La vida es... ese azar con profundas explicaciones que no conocemos. 


Reseñas y enlaces relacionados con Por mis muertos

  1. Por mis muertos y Flavia Company en Un idioma sin fronteras
  2. Por mis muertos en Libros y literatura
  3. Por mis muertos de Flavia Company por Agencia EFE
  4. Flavia Company en Llegir en cas d’incendi
  5. Flavia Company en El Periódico de Aragón
  6. Por mis muertos, de Flavia Company [Booktrailer]
  7. Flavia Company en El Cultural
  8. Flavia Company en El Ojo Crítico

miércoles, 19 de marzo de 2014

POR MIS MUERTOS EN "EL COSTURERO" Y EN "LLANURAS"

Como no puede ser de otra manera, me conmueve y me emociona que las personas que me acompañan durante una presentación, muestren su cercanía y su estar a gusto. Y lo agradezco. Por mis muertos que lo agradezco. ¿Cómo no voy a agradecer yo que alguien renuncie al Betis-Sevilla por venirse a escuchar cuentos?

¿O que alguien me regale un destornillador en plena presentación y que quien se fija en el detalle se sonría y luego lo cuente? 

Gracias, gracias, gracias.

NOTA: Le pudimos al Betis-Sevilla. Más abajo va la prueba. :-)

EL COSTURERO

http://elcosturerodeisabel.blogspot.com.es/

miércoles, 19 de marzo de 2014

336. Por mi madre

Cuando mi media naranja se apuntó a la presentación del libro, le dije: el que avisa no es traidor, te puedes aburrir y yo me quedo hasta el final porque a mí me encanta que me dediquen el libro, “un libro de una autora que me gusta como escribe, que la voy a escuchar por vez primera, y que el libro que presenta, cuando yo lo abra por la primera página, estará dedicado a mí”. En eso pensaba.
Pues vino, le echó valor, no vio el derbi Sevilla-Betis y vino, nos fuimos andando hasta la calle Regina, y cuando vi el lugar de la presentación, “La mercería”, me dije: es que no podía ser de otra manera, es que hace juego con mi blog “El costurero”. Lo encontré un lugar nuevo y viejo a la vez, como a mí me gusta, como la vida ¿o no vivimos todos los días con esta dualidad?
A lo que iba, que si sigo así no hablaré de lo que me interesa: el libro en cuestión, pero antes diré que, aunque me preguntó por el camino qué libro era, no le dije el título hasta que estuvimos sentados con la autora enfrente.
Por mis muertos


Hay mucha emoción en este libro de Flavia, pero no tristeza. Es un libro, yo diría, que optimista, como parece ser la autora, y es un libro vivido y trabajado porque sus palabras destilan vida y sabiduría, la mismas que se traslucían al hablarnos en su presentación. Ya se dijo en ella que se lee de un tirón, y a mí me pasó, no quise dejar nada para otro día porque el libro es mío y puedo volver a él siempre que quiera. De hecho, de un buen libro se disfruta más en su relectura porque surgen detalles nuevos que, imbuidos por la novedad, no se aprecian en la primera.
La pregunta que surge en algunas lecturas: ¿qué es realidad y qué ficción? Son respuestas que encontramos en este libro de cuentos. No voy a extenderme explicando de qué van, ni poniendo algún trozo de un cuento. Los libros forman un todo, como éste, y a quien le guste pensar sobre lo que lee, le gustará, lo demás pueden encontrarlo en su blog. Lo que sí espero es haber transmitido la sensación producida.
Y, porque, a pesar del título, se asemeja más a un brindis a la vida, brindo “Por los muertos” de Flavia Company; por mi madre, por mi Manué, mi media naranja; que me dijo en el camino de vuelta que le había gustado, que era una mujer de valía, y por eso me acordé de mi madre, que siempre me decía sobre alguien que ella admiraba: “es que vale mucho”.
_________________
LLANURAS
http://llanuras.es/agenda/articulos/narrativa/por-mis-muertos-juego-espejos-cervantes-compania/

Por mis muertos: Juego de espejos en Cervantes y Compañía

“Flavia tiene una constelación”. Lo dice su editor de Páginas de Espuma, Juan Casamayor. La constelación de sus obras, 3 publicadas ya con esta editorial, que incluyen espejos y fragmentos y que asoman unos en otros.
Flavia Company tiene también un destornillador. Se lo regaló la escritora Isabel González durante la presentación de Por mis muertos, su último libro de relatos, que tuvo lugar en la librería Cervantes y Compañía el pasado miércoles 12 de marzo. Además de Isabel, estuvo flanqueada por Karola Aikin, y entre las dos, ambas compañeras de profesión, trasladaron una penetrante y complementaria mirada sobre la obra.
¿Por qué un destornillador? Pues porque este es el objeto protagonista del cuento que enganchó a Isabel. Un relato que narra como el álter ego de Flavia, Andrea Mayo, presente en todo el libro, encuentra un destornillador y lo tira al contenedor… para pasarse el resto de la tarde comiéndose la cabeza por si era el arma de un crimen y la inculpan a ella.
A pesar de lo que su tétrico título pudiera sugerir, tienen un tono “luminoso y vital” que se mantiene a lo largo de las tres partes que componen la obra. Tríada en la que se descuartizan constantemente las relaciones con los otros. La primera, Lo juro, que confronta al individuo con la sociedad. La segunda, In memoria, está centrada en la familia. Y finalmente, en Herencia y elección trata al individuo frente a la pareja.
Intervino después Karola, para quien “Por mis muertos” ha sido ese laberinto de espejos que anunciaba Juan Casamayor, con reminiscencias a Alicia y su país de las maravillas. “La realidad es la ficción que cada uno elige”, dice recogiendo una cita del abuelo de Andrea Mayo en la obra. Flavia reconoce que su protagonista es una figura mediante la que el lector llega a la frontera entre ficción y realidad, entre la verdad y la verosimilitud.
Esta lectura más profunda no resta sencillez al libro. Isabel González cuenta que es un libro fácil de leer, que se devora, y avidez no dejó espacio para segundas lecturas. Explica Flavia que eso se debe a su interés por “recuperar la narración oral desde la épica actual de los héroes pequeños, que somos nosotros”. Y confiesa que le encanta que las personas que leen el libro sientan ganas de contar historias.
Durante la presentación el público estuvo a punto de ver cumplida tal amenaza, y hubo varios conatos de reventar el final de las historias. No se lleve, querido lector, las manos a la cabeza, que todo acabó con final feliz, contenidas las ponentes a duras penas, bajo la complicidad y la sonrisa de quienes, ya con el libro bajo el brazo, salimos de Cervantes y Compañía anhelando ser contagiados por las palabras de Flavia Company.

Por Verónica íñigo

martes, 18 de marzo de 2014

POR MIS MUERTOS "EN CLASE"








En Sevilla, en el Centro de Adultos Manolo Reyes, un grupo está trabajando, gracias a las indicaciones de su maestra, mi amiga fotógrafa Laura Zorrilla,  en la lectura del relato "El caracol de mi abuela", incluido en el libro "Por mis muertos".
Me ha emocionado saberlo, que me lo cuente, y que los alumnos y alumnas se hayan prestado a hacerse estas fotos y a enviármelas.
La vida nos hace estos maravillosos regalos. 
Gracias, de todo corazón. Estoy ahí con vosotros.




Laura Zorrila, sonriente en primer término, :-) con dos de las alumnas.

lunes, 17 de marzo de 2014

POR MIS MUERTOS EN "LLEGIR EN CAS D'INCENDI".

Entrevista con Flavia Company, autora de ‘Por mis muertos’


Jugar con Por mis muertos (Páginas de Espuma) es aceptar las reglas de Flavia Company, que construye un laberinto de espejos con esta colección de relatos sobre la infancia, el amor, la tradición y el yo. Hablamos con la autora de una autobiografía que amontona mentiras disfrazadas de verdad y viceversa en homenaje a la tradición del cuento oral.

Flavia Company en una foto de Inma Ibáñez.
Flavia Company en una foto de Inma Ibáñez.

“El miedo es la peor manera de vivir, es el antídoto contra la propia vida”


Marta Martínez. Barcelona
Un poco de ficción hay que hacer, en la vida; es más, la vida es aquello que narramos que es la vida. Así empieza Por mis muertos que parecen ser las páginas arrancadas de un diario disfrazadas de cuento ¿Somos lo que narramos o es más bonito vivir en Big Fish?
Lo real solo es lo que ocurre aquí y ahora. Para contar lo real del aquí y ahora tienes que contarlo más tarde. En el momento en que te pones a contarlo mientes. Mientes porque trasladas lo que ha sido a lo que tú recuerdas, piensas, crees, juzgas… de manera que lo que tú entregas nunca es la realidad o la verdad sino tu punto de vista que es necesariamente limitado. Es imposible contar la verdad. El discurso siempre es mentira. Y el discurso literario, que lo sabe, se organiza para que la mentira sea verosímil o para que la verdad sea verosímil, que es lo mismo.
Este libro tiene tres partes bastante diferentes entre sí. Hablemos de ellas. Los seis primeros cuentos, reunidos bajo el título Lo juro, son los menos cronológicos y más anecdóticos. Sus personajes llegan a reírse de sí mismos ante situaciones locas  pero que cualquiera podría haber vivido. ¿Son una oda a la idea de que la realidad siempre superará a la ficción?
Totalmente. Por eso se titula Lo juro. La voluntad de esa parte es plantear algunas historias que provoquen la perplejidad pero contadas de manera de que no te queda más remedio que creértelas. En ello participa incluso el hecho de estar publicado porque cuando uno abre un libro suspende su incredulidad. En esta primera parte las anécdotas se trascienden a sí mismas.
Los relatos de la segunda parte, In memoriam, son un regreso al vientre materno. Las protagonistas son la infancia, su madre y su abuela. ¿Cuánto tienen de tributo hacia esas figuras vitales?
Me produce muchísima alegría y me hace gracia que diga que hablo de mi madre y mi abuela.
Quizá leí mal…
Me gusta porque significa que el libro consigue de lleno lo que pretende, que el lector identifique la voz narrativa con la realidad y la verdad. Por mis muertos se puede leer de varias maneras, como juramento o como homenaje a personas que fueron importantes. Este libro es sobre la infancia, la memoria, el amor, sobre todo aquello que hubo antes de ti y que de alguna manera te conforma, te construye. Da igual si la que está en este libro soy yo porque ¿cuántas personas contamos anécdotas de cuando teníamos tres o cuatro años convencidos de que estamos contando la verdad?
Probablemente todos.
In memoriam, si es cierto lo que se cuenta, es un tributo a mis mayores. Si no lo es, es un tributo a la memoria a la que debemos nuestra identidad. Somos lo que creemos que somos. Pero todo eso es una aproximación, una construcción, es una ambición de verdad pero no es verdad. Entonces, ¿podemos contar la verdad? y, sobre todo, ¿podemos contar la verdad sobre nosotros mismos? Lo dudo.
Sin embargo, el lector puede seguir el camino de miguitas de los qr’s, acabar en tu blog y ver la cara de tu madre.
Esa es la magia de la literatura. En este sentido, este libro es una apuesta por una literatura que tiene en cuenta lo que está pasando en el mundo: blogs, redes sociales, qr’s y, en definitiva, nuestra manera de comunicarnos. Todo eso tiene sus contras pero yo estoy por los pros en este libro. Lo de menos es el puente entre el cuento escrito y la información probablemente verídica del blog.
La tercera parada, Herencia y elección, es la más corta pero también la más intensa. En sus tres relatos presente y pasado conviven creando reflejos unas veces simétricos y otras no tanto. ¿Podríamos decir que a esa altura el lector está leyendo un libro de autoayuda en el más estricto sentido del prefijo auto-?
Es resultado de las dos anteriores. Herencia es todo aquello que me han enseñado, aquello de lo que soy deudora y, por tanto, de lo que me voy desprendiendo para llegar a Elección. Parto de una serie de conocimientos, de una herencia inevitable porque me han enseñado a ser esto, aquello y lo de más allá. Nos enseñan a ser sumisos, complacientes, seres humanos de acuerdo con la mayoría. Nos imponen. Finalmente llega la elección donde eres tú el que decide con qué se queda de todo eso. La tercera parte habla más del ser humano, del amor, de la elección de vida, del compañero de vida… tiene que ver con todo lo aprendido pero también con todo lo que se ha desechado.
También rescata de la memoria el miedo de pasar por Singapur con su mujer creyendo que la homosexualidad estaba penada y el alivio de descubrir que la guía de viaje no estaba actualizada. Sin embargo, Uganda acaba de aprobar una ley que condena a cadena perpetua a los homosexuales. En Rusia las cosas no están mucho mejor. Hace poco, Juan Jacinto Muñoz Rengel nos decía que la literatura, aunque lentamente, puede cambiar la sociedad. ¿Hay que seguir escribiendo sobre homosexualidad porque quedan muchos frentes abiertos?
Hay que seguir escribiendo porque hay muchas cosas que cambiar en el mundo. Hay que seguir escribiendo sobre todas las cosas. La tolerancia, la educación, la cultura y la civilización tienen que ver con el esfuerzo. Lo cierto es que, la empatía, la comprensión, la capacidad para asumir la diversidad tienen que ver con la educación emocional y la literatura es parte indiscutible de la educación de todos los seres humanos. Detrás de cualquier elemento de intolerancia hay miedo, a lo desconocido, a contagiarse, a que eso cambie tu vida. El miedo es la peor de las maneras de vivir. El miedo es el antídoto contra la propia vida. Hay que seguir escribiendo y, desde mi punto de vista, hay que seguir escribiendo para despertar las conciencias, para cuestionar los fanatismos, para desarmar los discursos fascistas. Dentro de esos discursos fascistas y obtusos están los de la xenofobia, la homofobia, el machismo…
Al lector puede sorprenderle de esta última parte el cuento Todos tenemos historias que terminar quizá porque su narración viaja de lo más normal, una ruptura sentimental, hasta lo más surrealista, un mundo paralelo alojado entre el techo del piso de la protagonista y el suelo del deshabitado piso de arriba. ¿La metáfora es una buena técnica para explicarnos a nosotros mismos?
Ese cuento juega con todo el sentido del libro. La verdad es lo que nos contamos. Que le discutan a ese personaje que oye el mar por las noches y que ha visto un cuadro en el que se ha metido. Si yo le digo que ha sido es que ha sido aunque para usted no lo haya sido. Ese cuento sostiene la totalidad del proyecto filosófico que subyace en el libro: es lo que nos contamos que es.
Aunque nos engañemos…
Sin duda, nos engañamos.
Desde un punto de vista estilístico, Por mis muertos es marca Flavia Company: la narración no se interrumpe para los diálogos porque los integra, expira síntesis de principio a fin y la voz narrativa se agita siempre entre la primera y la tercera persona. En este libro, además, aparecen vestidos de animales o caracoles vivos que se hacen los muertos como elementos conectores entre relatos o párrafos que parecen un paseo por las bambalinas del texto. ¿Para qué todas esas mirillas al lector? 
Todo es un guiño entre mundos, entre inteligencias. Hay un guiño constante a la inteligencia de los lectores porque son las personas con las que me comunico. Creo en esos lectores que buscan y procuro que encuentren como a mí me gustaría encontrar. Efectivamente, hay toda una poética interna que trasciende incluso a este libro. Por ejemplo, el primer texto de Por mis muertos es un fragmento de mi novela Que nadie te salve la vida, juego con esa coherencia porque mi concepción del tiempo y de la obra es circular.
Todas esas señas de identidad se mezclan esta vez con nuevas técnicas como la inclusión de códigos qrs. Algunos de estos llevan a su blog. ¿Esta mezcla de lo analógico y lo digital debe entenderse como un renovarse o morir?
La inclusión de los qr’s es un ejercicio de honestidad y los creo necesarios para ese juego propuesto al lector sobre si lo que está leyendo es verdad o no. Me interesan el texto y las realidades textuales. Un blog, internet, Wikipedia… son realidades textuales que me interesan en su más amplia magnitud. Los incluyo del mismo modo que antes había pies de foto que te remitían a las enciclopedias. Además, me permitía crear este mundo de espejos que te llevan a no saber dónde estás finalmente.
Algunas de esas entradas de su blog están fechadas en 2010. La lógica lleva a pensar que es imposible que Flavia Company lleve cuatro años tomándonos el pelo y, por tanto, a creer que lo que lee es verdad.
Te obliga a creer y a llegar a la conclusión de que mentimos. Y si todos llegamos a la conclusión de que mentimos, mentiremos menos que es lo que quiero que ocurra. Ha habido mucho debate últimamente sobre la verosimilitud. Hay muchos narradores modernos que opinan que la verosimilitud no sirve para nada, que debemos estar en contra de la poética aristotélica.
Eso de si es más importante ser o parecer es cíclico en pintura, literatura, fotografía…
Lo es pero si no le damos espacio a la verosimilitud le vamos a tener que dar cabida a la verdad. Si le damos cabida a la verdad la vamos a tener que hacer verosímil. En ese sentido, lo interesante es que Por mis muertos, finalmente, es una reflexión sobre nuestra identidad, sobre qué nos constituye y qué nos hace ser quienes somos.
Si jugamos a que creo que Por mis muertos habla de usted, ¿cómo se publica algo íntimo sin caer en la imperante pornografía del yo?
Si yo permitiera que usted creyera que cree (ríe)… Solo se puede no ser pornográfico justo cuando eres capaz de desprenderte de tu ego. El yo no es el ego. El yo es la voz. El ego es la imagen de esa voz. Si deja de importarte la imagen es probable que consigas que sea auténtica la voz del yo. Si te da igual lo que vean los demás y sencillamente eres no hay pornografía, hay realidad, hay ser.
Una curiosidad, en 2006 en la Universidad Rovira Virgili se defendió la tesis doctoral Cuatro caras de Hermes en la obra narrativa de Flavia Company”. ¿La ha leído?
Sí y asistí a su defensa.
Suelen dedicarse las tesis doctorales a autores muertos por aquello de que no te lleven la contraria.
El jurado le advirtió eso mismo. Su autora me pidió que no publicara nada más para poder terminar la tesis. Por eso hice una pequeña pausa tras La mitad sombría, para que la publicara de una vez. Es una experiencia interesante ver cómo alguien lee lo que tú no has escrito intencionadamente pero has escrito porque ahí está.
Entre novela, relato, cuento juvenil e infantildesde 1987 solamente existen dos años sin una nueva publicación con su nombre en la portada.
¿En serio?
Sí, así que¿Qué está preparando para el año que viene?
El año que viene publicaré un volumen de microrrelatos para jóvenes, la segunda parte de No em ratllis así que no creo que vaya a tener tiempo para publicar nada para mayores de dieciocho. Estoy metida en algo complicado que me llevará un tiempo terminar.
Que es
Estoy escribiendo algo sobre la gran mentira que vivimos. Puede que Por mis muertos sea una antesala.
¿Novela?
Novela. No tengo título pero es una novela que tendrá bastantes elementos históricos.

_______

La cubierta

muertos

sábado, 8 de marzo de 2014

POR MIS MUERTOS LEÍDO POR SERGIO SANCOR


Por mis muertos

Por mis muertos, de Flavia Company

por-mis-muertos
Hay secretos que no deben sacarse a la luz, que lo cambian todo, que son el germen de toda una vida de mentiras, de silencios, de ausencias indescriptibles. Y hay amores que no son reconocidos, que son desenfocados por la luz de una cámara que no quiere grabar las evidencias, que saca de plano a aquellos dos cuerpos que se unen como sólo lo hacen las personas que se aman, las de verdad, por el simple hecho de haber nacido con el mismo sexo. Un amor que se sitúa en la zona límite entre la vida y la muerte. La vida por los sentimientos, la muerte por la sinrazón. Y como si fuera un juego donde las piezas de un puzzle están sin poner en su posición adecuada, nos encontramos Por mis muertos que requiere de esa empatía por parte del lector que sólo pueden encontrarse en las buenas historias que se escriben con el corazón. No en vano, la dedicatoria que reza al inicio de este libro no es otra que la de un amor que pervive, que está ahí, que escucha y que es la razón por la que hoy en día, ahora, en este momento, yo puedo hablar de él. Un amor que comparto, por los libros y por alguien más, sin nombre, sin apellido, sin género ni dudas. Porque en la literatura no hay amores que valgan la diferencia que la sociedad les impone. Y a través de las palabras podemos construir una historia, un relato, que una nuestra vida a la de los demás de una forma tan brutal que, en ocasiones, seremos nosotros mismos los que caigamos rendidos ante una verdad que se nos plantea difícil de entender a veces: el amor, el bueno, trasciende a todo ser humano. Y eso es indiscutible.


Que yo no conocía a Flavia Company es cierto. Que me arrepiento de ello, también es cierto. Pero que como bien se dice nunca es tarde si la dicha es buena es una verdad como un templo, es absurdo negarlo. Por mis muertos resume perfectamente esa sensación que da cuando un libro pincha en el hueso y nos trastoca una parte de la vida. Recuerdo que parte de su lectura fue en un autobús, después de unas horas ajetreadas, de muchos proyectos que empiezan. Y lo abrí como quien abre un bombón que aparece de repente, sin haberle prestado la atención debida, la necesaria para notar cada parte de su textura. Como quien abre algo desconocido y se encuentra, de repente, con algo familiar que le retuerce el estómago y casi le deja sin respiración. Fue una lágrima, una lágrima pequeña la que me acompañó en ese viaje. Porque hay prosas que invaden, hay frases que agarrotan, hay mentiras que no llegan a buen puerto, y hay verdades que cuando son contadas, aunque sean una obra de ficción, impactan tanto o más por vernos reconocidos en sus palabras. Es una suerte, casi un milagro, que en mi vida se topara este sueño, estos cuentos que se convierten en lo idolatrado, en lo que miramos de reojo, en lo que intentamos negarnos y en lo que viajamos a través de nuestro interior.
La vida por el desagüe, un marinero que elige su muerte, una carta que es rescatada de donde nadie lo esperaba, amores y desencuentos, un viaje extraño por dos amores diferentes, e imágenes que perviven en la memoria. Por mis muertos son retazos de vida, de comprensión, pero de incomprensión también, de la muda contemplación de los minutos que pasan, de la muerte que llega, de lo unidas que están las personas que se evitan, que no se conocen, que se encuentran a kilómetros de distancia. Es un pasar de luces, en una carrera desenfrenada, son esos silencios que Flavia Company quiere que no callemos, que hablemos, que gritemos a los cuatro vientos, en cada esquina de nuestras calles, de las aceras que nos gobiernan y que nos convierten en viandantes de la realidad más dura, y más pura a la vez, que nunca llegarán al final de su viaje. Yo dejé escapar una pequeña lágrima, pero en ella se contenía todo el torrente por el que navegaba el mismo yo que fui hace tiempo y que escondí en el armario, en ese armario que a veces se abre pero que permanece entreabierto, sin saber si salir del todo o no. Porque en ocasiones nos encontramos demasiado a gusto en la oscuridad, en la penumbra de nuestros secretos, pero siempre hay una bombilla que nos da la luz necesaria para acabar contrarrestando nuestras inquietudes. Es un placer, un placer conocerte Flavia, aunque sea a través de tus palabras, porque en estas páginas hay verdad, hay dolor, pero también una sinceridad que nos descubre, que nos alienta, que nos convierte en lectores satisfechos de nosotros mismos. No hay mayor regalo que ese en esta vida. No hay mayor comportamiento que nos lleve a ser lo que somos. Eso es leer. Eso es nuestra propia existencia.
32
 
28
 
 
0
 
0
 
Publicar un libro
- See more at: http://www.librosyliteratura.es/por-mis-muertos.html#sthash.gOCrlU8J.dpuf

miércoles, 5 de marzo de 2014

POR MIS MUERTOS: GRACIAS, MUCHAS GRACIAS. Y AHORA... EN ZARAGOZA Y MADRID.

Ayer en Salambó
Ayer estuvimos en el Salambó celebrando la publicación del libro de relatos POR MIS MUERTOS.
Nos reímos. El ambiente era agradable, distendido, entrañable.
Y bueno, quiero agradeceros a todos y a todas que estuvierais allí. Nada sería posible si al otro lado del puente no hubiera nadie. :-) Os agradezco de todo corazón vuestra presencia, vuestro cariño, vuestra cercanía, complicidad y buen humor. Y lo guapos y guapas que vinisteis. :-)
Un abrazo enorme.

PARA ZARAGOZA Y MADRID

Cuelgo aquí las invitaciones para Zaragoza y Madrid. Ojalá os apetezca. Allí nos vemos, si os va bien.

EN ZARAGOZA, EN LA LIBRERÍA LOS PORTADORES DE SUEÑOS, ESTE MARTES 11 DE MARZO A LAS 20 H.
EN MADRID, EN CERVANTES Y COMPAÑÍA, ESTE MIÉRCOLES 12 DE MARZO, A LAS 20 H.